En la Trinchera

#ELT07 Taxi vs. VTC: datos del sector y motivos de la huelga.

Polémica de actualidad en la última semana. O más bien meses. Quizás incluso años, aunque menos virulenta que lo vivido en estos días pasados. Huelgas en Madrid y Barcelona, ataques a coches con licencia VTC. Políticos que se pasan de mano la patata caliente… estos los motivos que han desencadenado las movilizaciones y huelgas de los taxis del último año.

Un asunto, que a mí, aunque sé que mi opinión te importa poco, me tiene bastante molesto. Sin entrar en mis razones, entremos en el porqué del conflicto. Para ello, vamos a viajar 25 años atrás.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, hoy hay menos taxis que hace 25 años. La población y el turismo se ha incrementado de forma notable en este tiempo pero no así el número de taxis que circulan por nuestro país. Si a mediado de los 90 la cifra superaba las 72 MIL licencias, hoy no llega a las 70 MIL. ¿Por qué aumenta la demanda y disminuye la oferta? Por el elevadísimo coste que supone hacerse con una licencia de taxi en el mercado secundario.

¿Y cuánto puede llegar a costar una licencia de taxi? Si vamos a la fuente, el Ministerio del Interior cifra en 134.000 euros el coste de una licencia de taxi en Madrid ¿Y las de VTC? Entre 50 y 70 mil euros. Más, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de 2016, el valor medio en 2015 de una licencia de taxi en el mercado secundario alcanzaba en en Madrid los 142.254 euros. También la CNMC, un año antes, en 2015, solicitó información a las capitales de provincia el valor medio de las licencias en ese mercado secundario. Y entre las esas respuestas dadas, recibieron las siguientes:

San Sebastián 220.271 euros.

Santander 215.000.

Palma 205.957.

Segovia 190.000.

Toledo 139.750.

La misma CNMC ya denunció en 2018 la rentabilidad de las licencias de taxi debido al, cito textualmente, «régimen de monopolio» bajo el que opera el sector. En su estudio, la CNMC muestra cómo la rentabilidad de las licencias en Barcelona doblaba a la del IBEX entre 1987 y 2016.

Tenemos coste de licencias, número de licencias y análisis de un organismo objetivo de cómo el mercado ha operado en los últimos 30 años. Pero todavía no hemos llegado al momento que reventó por completo la situación. La fecha, 22 de diciembre de 2009.

José Luis Rodríguez Zapatero abrió en 2009 la caja de pandora. El gobierno aprobó la LEY ESPAÑOLA 25/2009 de 22 de diciembre de 2009, modificando el acceso a las actividades y servicios y su ejercicio. Esto, en plata, supone la liberación del acceso al mercado del transporte de agentes que hasta la fecha no habían tenido opción de hacerlo por el casi monopolio del taxi en España. Una ley que se adoptó para adaptarse a la directiva 2006/123/CE de la UNIÓN EUROPEA que eliminaba las trabas burocráticas del sector servicios.

Se modificaron 47 leyes estatales entre ellos del sector transporte, y afectaba, y afecta, de manera directa al sector del taxi. Datos: desde la aprobación de la ley ómnibus hasta 2013, en ese periodo de cinco años,  para acceder a una licencia VTC bastaba con rellenar un formulario solicitándola, tener domicilio fiscal en España y haber nacido en la Unión Europea. Solo eso. Nada más. Una solicitud versus más de CIEN MIL EUROS. Lógicamente, esto supuso el rápido desembarco de uBER en España, abriendo camino, y obligando en 2015 al Gobierno de Rajoy a modificar esa ley y obligar a cumplir el sonado ratio 1-30. Es decir, una licencia VTC por cada 30 taxis. De esa manera se mantenía el apoyo incondicional al sector. EN la práctica. Y es que, hoy, está lejos, según datos del Ministerio de Fomento, de cumplirse. Existen 65.657 licencias de taxi frente a las 12.865 de VTC. Si haces la cuenta, está cerca del 5-1.

Y llegamos al mes de julio pasado. Primera huelga de taxistas para protestar por el incumplimiento del ratio 1-30.

 Ahora, las exigencias del sector del taxi se centran:

  1. En el tiempo de reserva obligatorio. En Cataluña se espera aprobar la obligación de reservar con 15 minutos de antelación y en Madrid exigen un mínimo de 6 horas.
  2. En el hecho de que según el artículo 182 de la LEY DE TRANSPORTE DE 2015, “los VTC no pueden circular por vías públicas en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio”. Si tú has reservado alguna vez un VTC sabes que esto se cumple. No es posible parar y subir a un vehículo de CABIFY NI UBER por la calle sin la reserva previa. Pero, los taxistas interpretan este artículo a su manera y quieren obligar a los VTC a que después de cada servicio vuelvan a su base de operaciones.

Llegamos al final del viaje. Comienzos de 2019 cuando el Ministro de fomento, José luis Ábalos, cedió a las administraciones autonómicas la regulación del sector. Se quitó de en medio una patata caliente que cinco meses antes de unas elecciones autonómicas y municipales nadie quiere coger.

Bajo mi punto de vista, la pelota está ahora en tu tejado y en el mío. En el del usuario, vaya: regulación y obligaciones horarias incluidas. Taxi o VTC ¿son compatibles? ¿son equiparables? ¿debe ceder un país entero al chantaje de un colectivo que aboga por acabar con la libertad de contratar el servicio que más se acomode a sus necesidades? ¿Están UBER y CABIFY irrumpiendo de forma peligrosa en el mercado y precarizando el sector?

A esto te toca responder a ti.

Un comentario en “#ELT07 Taxi vs. VTC: datos del sector y motivos de la huelga.

  1. 6 horas para contratar el servicio de VTC?
    Voy a movilizar al sector del comercio minorista, hundido, cortando carreteras y demás acciones que sean necesarias, para que los pedidos a Amazon se hagan con 6 años de antelación..
    Creo que puede ser la salvación del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *